Teatro de la República

Sin embargo, en 1922, después de los hechos históricos acaecidos en el teatro, éste cambió su nombre a “Teatro de la República”; apelativo que mantiene hasta el día de hoy.

El género al que pertenece el inmueble es al de Recreación, dentro de la subdivisión de Recreación social.

Tipología del edificio: Teatro

Actualmente la planta alta del Teatro de la República aloja un museo dedicado al Congreso Constituyente de 1917. Mientras que la sala es utilizada eventualmente para eventos cívicos, culturales y artísticos de gran relevancia.

Vista del museo dedicado al Congreso Constituyente.

De igual forma, por ser un recinto histórico y un punto turístico importante dentro de la ciudad, la administración del Teatro organiza visitas guiadas durante toda la semana.

  1.  Periodo de construcción

Su construcción se inició en 1845, bajo el mando del arquitecto Camino San Germán y como iniciativa del gobernador de ese entonces, Héctor Flores.  Sin embargo, las obras se ven pausadas durante un año por la intervención militar de los Estados Unidos en México.[1]

Concluida la invasión, los trabajos se retomaron bajo la dirección del ingeniero inglés Thomas Surplice, hasta su culminación el 29 de abril de 1852.[2]

Diseño del Arquitecto Camilo San Germán, quien construyó la primera etapa del recinto. Ingeniero Thomas Surplice, quien continuó y culminó la construcción del Teatro de la República


[1] Fuente: Corto documental. “Teatro de la República. Un legado para la Nación”, Canal 22. Dirección de Patiño Díaz.

[2] Ídem