Palacio de Lecumberri El Palacio Negro

Trabajo de investigación de: Penitenciaria de Lecumberri

Alva Bernal Deivis

Contreras Ramírez Adriana

Rodríguez Alvarado Christian Jassiel

Tapia Reyes Dafne M.

daf1
Costado de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- Dafne Tapia Reyes

Datos Generales

Habitualmente la institución penitenciaria es la carcel o prisión, pero la denominación puede ser diferente, así como su organización administrativa y sus métodos y características: centros penitenciarios abiertos o cerrados, de mínima seguridad o máxima seguridad, hospitales o centros psiquiátricos penitenciarios (hospital penitenciario ), etc.

USO ACTUAL

La fuga de Alberto Sicilia Falcón en abril de 1976 fue la gota que derramó el vaso y propició que el presidente Luis Echeverría ordenara el cierre y desalojo de ese penal.

Los 72 prisioneros que quedaban fueron desalojados a otros reclusorios el 1 de agosto de 1976 después de casi 80 años de servicio.

El edificio se iba a demoler, sin embargo, en 1977 se le determinó la función de la nueva sede del Archivo General de la Nación.

Se remodeló y se inauguró el 27 de agosto de 1982.

AÑO DE CONSTRUCCIÓN

La construcción del Palacio de Lecumberri se dio en el régimen de Porfirio Díaz, como consecuencia de una reforma realizada al Código Penal en 1871, que planteaba la construcción de un centro penitenciario grande y moderno, donde la arquitectura y poderío económico fueran acorde con la imagen de México que el entonces presidente quería transmitirle al mundo.

Se inicia su construcción el 9 de mayo de 1885.

Se inaugura por Porfirio Díaz y su gabinete el 29 de septiembre de 1900 a las 9:00 horas.

En 1881 se encargó el desarrollo del proyecto a una comisión por los señores José M. del Castillo Velasco, José Yves Limantour, Miguel S. Macedo, Luis Malanco y Joaquín M. Alcalde; los generales José Ceballos y Pedro Rincón Gallardo, D. Agustín Rovalo y los ingenieros Antonio Torres Torija, Remigio Sáyago y Francisco de P. Vera quienes, junto con el ingeniero Antonio Torres Torija, responsable del proyecto, se ocuparon de la edificación del inmueble.

  • Las obras iniciaron el 9 de mayo de 1885, con la cimentación del edificio en la parte destinada para los hombres.
  • En 1887 se concluyó bajo la dirección del general Miguel Quintana.
  • En 1892, por el fallecimiento del mencionado general, se encomendó la direccional ingeniero y arquitecto Antonio M. Anza, quien prosiguió con la obra hasta la terminación del primer piso.
  • Con la finalidad de agilizar las labores, se contrató a la Pauly Jail Building Manufacturing Company, de Saint Louis Missouri, la cual se comprometió a realizar el segundo piso en la parte de las celdas con material de acero, siguiendo los planos y especificaciones del ingeniero Anza.
  • Comenzó a operar como prisión el 29 de septiembre de 1900.
lecumberri-destacada
Presos en crujías de Lecumberri -Estephanie Gutiérrez. 29 de Septiembre de 2017.El negro y cruel pasado del Palacio de Lecumberri .http://de10.com.mx/vivir-bien/2017/09/29/el-negro-y-cruel-pasado-del-palacio-de-lecumberri

Arquitectos que lo proyectaron

Thumbnail

José Torres Torija, entregando un reconocimiento a una enfermera, probablemente, durante su graduacion.Casasola: Fotógrafo.Geográfica
Ciudad de México, Distrito Federal, México.D.R. Instituto Nacional de Antropología e Historia.http://mediateca.inah.gob.mx/repositorio/islandora/object/fotografia:49309

ANTONIO TORRES TORRIJA

Fue responsable del proyecto arquitectónico.

Retoma el proyecto inicial para la penitenciaría de Lorenzo de la Hidalga y la ideología de los panópticos (facultad de ver desde un punto central todo el interior de un edificio y viceversa) colocando una torre al centro. Se basó en la penitenciaría de Santé, París y de Philadelphia, EUA.

Arquitecto e ingeniero. Estudio en la Academia de San Carlos. Fue dueño de su propio despacho hacia 1906. Fungió como ingeniero consultor para diferentes proyectos fraccionando terrenos y realizando presupuestos y avalúos. Al ser hijo de Antonio Torres Torrija – director de Obras Públicas durante el profiriato – le dieron fácil acceso en obras de carácter público.

Ingeniero auxiliar en obras de saneamiento de la ciudad de México, director de Obras Públicas, arquitecto inspector de educación pública, escribió numerosos ensayos sobre ingeniería, arte y arquitectura convirtiéndose en empresario teatral y editor de una revista.

 Obras Principales

Casa comercial El Puerto de Veracruz, Banco de Londres y México, la fábrica La Perfeccionada, reconstrucción del Teatro Lírico, varias casas particulares en la ciudad de México, Catedral de Matehuala en SLP, proyectó un fraccionamiento en Popo Park, Catedral de Querétaro y Teatro Dehesa en Veracruz.

Anza
Antonio M. Anza. La Edad de Oro: Universo de Cultura. http://www.laedaddeorodejosemarti.com/PERSONAJES1.htm

ANTONIO M. ANZA

Nació en la Ciudad de México el 16 de octubre de 1847.

En 1862 ingresó a la Academia Nacional de Bellas Artes para estudiar la carrera de ingeniero civil y arquitecto.

Anza aprobó su examen profesional de arquitectura el 2 de agosto de 1872 y un mes después partió a Veracruz para participar en las obras del Ferrocarril Mexicano.

El 4 de mayo de 1874 se graduó como ingeniero civil con la tesis “Memoria sobre el trazo del Ferrocarril Mexicano en su descenso a la costa”.

Fue catedrático de composición arquitectónica, profesor de procedimientos de construcción, representante de México en el Congreso de Resistencia de Materiales en París y se jubiló en 1921 considerándose decano de los ingenieros en México. Murió el 15 de septiembre de 1925 en su ciudad natal.

Obras Principales

Ferrocarril Mexicano, Ferrocarril de Celaya a León, proyecto de laboratorio de ensaye de materiales de construcción (1893-1898), diseño de pabellón mexicano con Antonio Peñafiel, Lecumberri, obras de conservación del Palacio Nacional y el Castillo de Chapultepec.

Ubicación

terreno.png
Ubicación Palacio de Lecumberri
  • El predio era conocido como “La cuchilla de San Lázaro”.
  • Dirección:
    Eje 3 Oriente Av. Ing. Eduardo Molina 113, Colonia Ampliación Penitenciaría, Delegación Venustiano Carranza.

Contexto Histórico

Un cambio fundamental en la historia penitenciaria se presentó en esta periodicidad:

Al iniciarse la abolición de la pena capital en México, se propicia que los sentenciados se convirtieran en prisioneros, en consecuencia, se requería una mayor cantidad de espacios de encierro y concentración para purgar las condenas, y no sólo de estadía como los existentes, para los que eran llevados al patíbulo.

Cabe recordar que, hasta esa época, aunque existían prisiones en la modalidad de espacios correctivos, éstos eran una minoría, los lugares se enfocaban en recluir a los individuos, mientras se les dictaba sentencia, esperaban la muerte o un encierro temporal por faltas menores.

Igualmente es importante citar que previo a este tiempo las penas recibidas en la reclusión incluían sanciones corporales como azotes, tormentos o trabajos forzados que en ocasiones resultaron en esclavitud incluso con marcas.

Anteriormente, la gran mayoría de las cárceles de México se situaban en sitios erigidos previamente con otros fines, que se adaptaban para alojar a los condenados.

En ocasiones se tenían celdas en edificios gubernamentales, cuarteles militares, algunos otros recintos públicos, pero también en sitios de carácter privado como algunas haciendas; siendo estancias o puntos de tránsito para traslados ya fueran para una cárcel mayor o hacia la ejecución.

Sin embargo, por sus características espaciales y dimensionales los espacios más empleados para la reclusión, fueron los lugares religiosos; los cuales quedaron en abandono primordialmente tras la implementación de las leyes de Reforma, momento histórico en el que se despojó al clero de sus bienes.

lecumberri2-608x357
Escena de la película Lecumberri, el palacio negro Foto: kviff.com

Las sanciones y condenas establecidas fueron transformándose entre el siglo XIX y el XX, desapareciendo la pena capital, pero también los castigos corporales, todo en búsqueda e implementación de un nuevo modelo penitenciario, que fomentaba un trato más humano y respetuoso hacia los derechos de los reclusos, que incorporaba orden y progreso, dignificando a los presos e incluso rehabilitándose para su futura reincorporación a la sociedad.

A lo largo de 76 años, el palacio de Lecumberri fue escenario de aconteceres sociales y políticos; vivió las crisis que se sucedieron en México a lo largo del siglo XX: la Revolución Mexicana, la guerra cristera y movimientos sindicales, políticos y sociales

Para la década de 1970 la situación en el Palacio de Lecumberri era insostenible. La fuga de Alberto Sicilia Falcón en abril de 1976 fue la gota que derramó el vaso y propició que el presidente Luis Echeverría ordenara el cierre y desalojo de ese penal.

En 1977 se determinó que la nueva sede del Archivo General de la Nación fuera esta antigua penitenciaría, por lo que se inició una magnífica remodelación y se inauguró el 27 de agosto de 1982. La obra original del Ing. Torres se preservó en general.

En los 65 años que funcionó como cárcel, el Palacio de Lecumberri contó con varios presos celebres. Algunos de ellos fueron: José Agustín, David Alfaro Siqueiros, William Burroughs, Gregorio Cárdenas “El Estrangulador de Tacuba”, José Revueltas, Alberto Aguilera Valadez “Juan Gabriel”, Ramón Mercader el asesino de León Trotsky, Álvaro Mutis y Pancho Villa.

Dafne2
Crujia L. Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- Dafne Tapia Reyes

El tratamiento penitenciario y su origen

El modelo vigente en la república mexicana se encuentra organizado sobre la base del sistema penitenciario progresivo. Éste consiste, a decir de sus insignes ideólogos, en alcanzar la rehabilitación social mediante etapas o grados progresivos.

Este sistema progresivo “parte de la premisa de que el infractor de la ley penal está dañado en su personalidad, y dicha rehabilitación deberá empezar con un estudio amplio, donde se abarcará su nivel socio económico, cultural, educativo, y sobre todo poder determinar con precisión las causas que lo orillaron a cometer el delito.

Cabe hacer notar que en México el sistema aludido lo instauró don Miguel S. Macedo, jurista de clara formación positivista quien, basándose en las experiencias del irlandés Walter Crofton, formuló el proyecto penitenciario en 1897, mismo que tiempo después dio origen a la penitenciaría de Lecumberri en 1902. “Para Macedo, la idea principal radicaba en corregir al delincuente corregible y castigar sin infamia ni horror al incorregible.”

Es el primer penitenciarista mexicano que combina la teoría con la práctica.

Surge este régimen en 1828 impulsado por el Ministro francés de la Marina Hyde de Neuville, el cual más tarde en 1840, Maconochie lo aplicara en la Isla de Norfolk como “Sistema Progresivo de Neuville”, bajo la modalidad de medir la duración de la pena determinada por el trabajo y la buena conducta; sin embargo, Walter Crofton, perfeccionó el Sistema y lo aplicó en Irlanda conjugando aspectos de regímenes anteriores, considerando la conducta como motor de estímulo a la libertad. Parte del aislamiento del Régimen filadélfico y de acuerdo con el comportamiento pasa al régimen denominado Auburbiano, el cual es dividido en cuatro fases:

Superación, rendimiento laboral y buena conducta

– Libertad preparatoria, trabajo externo y encierro nocturno

– Libertad condicional, vigilancia penitenciaria periódica

– Libertad total, sistema de vales o boletas, constituido en el título para obtener los beneficios de la libertad.

Marcha-Gay2
Escena de la película El Apando, El Apando en el Palacio de Lecumberri  Foto: fandelacultura.mx

PAULY JAIL BUILDING COMPANY

Pauly Jail Building Company es parte de la rica historia de expansión de nuestro país hacia el oeste, el ingenio estadounidense y el espíritu empresarial exitoso. Era 1856, el desierto y los yermos se estaban convirtiendo rápidamente en territorios y estados, y nuestro sistema judicial se enfrentaba al problema de cómo alojar a los presos en aquellas áreas remotas que no contaban con instalaciones de detención adecuadas. P.J. Pauly, Sr. de St. Louis, Missouri, vio esto como una tremenda oportunidad.

Pauly y su familia eran herreros de barcos de vapor en el río Mississippi, y tenían las habilidades para diseñar y construir jaulas de acero que podían montarse en vagones planos para crear celdas portátiles, la solución perfecta para el problema de la detención de ese día. La calidad de la mano de obra de estas cárceles Pauly estableció el estándar de la industria y lanzó a la familia Pauly a la vanguardia de esta nueva área de negocios. Con el tiempo, el nombre “Pauly” llegó a asociarse con la construcción tradicional de cárceles y prisiones en todo Estados Unidos, y obtuvo un reconocimiento especial con la exclusiva Cárcel Rotaria de Patentes, que sigue siendo un testamento histórico de la inventiva estadounidense.

La tradición de la excelencia continúa hoy en día cuando los tataranietos de P.J. Pauly, padre guían a Pauly Jail Building Company para satisfacer las necesidades actuales en la industria de equipos de detención. Robert James Pohrer y Joseph Pauly Pohrer III revitalizaron el negocio familiar, operando brevemente como Pauly Pohrer Group hasta que recuperaron y aseguraron el nombre original de la compañía en 1991. Hoy en día, la compañía conserva su fuerte espíritu pionero, herencia de innovación y compromiso inquebrantable con excelentes servicio que siempre ha definido a Pauly Jail Building Company.

logo-lg
Logo de PAULY JAIL BUILDING COMPANY.

ESPACIO ARQUITECTONICO

panoptico
Paralelo y proyecto de penitenciaria de Lorenzo de la Hidalga.
Fuente: (Mapoteca Orozco y Berra, 1850)

Concepto

La concepción de una moderna penitenciaria para la Ciudad de México se empezó a gestar durante la presidencia de Manuel González y el gobierno de la ciudad de Ramón Fernández.

Varios años antes del proyecto de Torres Torrija, existió una propuesta para construir una cárcel para la Ciudad de México en 1850, le fue asignado a Lorenzo de la Hidalga, “paralelo de las penitenciarías” en él concluía sobre las bondades del sistema circular, siempre y cuando se aplicara para resolver una cárcel pequeña.

Torres Torrija quien se inspiró en el esquema del panóptico propuesto por Jeremías Bentham.

Panóptico: En la periferia un edificio circular

En el centro una torre atravesada por amplias ventanas que se abren sobre la cara interior del círculo.

El edificio periférico está dividido en celdas, cada una de las cuales ocupa todo el espesor del edificio estas celdas tienen dos ventanas: una abierta hacia el interior que se corresponde con las ventanas de la torre y otra hacia el exterior que deja pasar la luz de un lado al otro de la celda.

Mediante el efecto de contra-luz se pueden captar desde la torre las siluetas prisioneras en las celdas de la periferia proyectadas y recortadas en la luz. En suma, se invierte el principio de la mazmorra.

La plena luz y la mirada de un vigilante captan mejor que la sombra que en último término cumplía una función protector

5832fea1be3e1350459531
Vista aérea de una sección de la Penitenciaría de Lecumberri. Fuente: (Fototeca Nacional del INAH, s.d.)

La solución ideada por Bentham del panóptico generaba la posibilidad de vigilar en cualquier momento, pero también establecía en el subconsciente la idea de que se era observado en todo momento, situación que psicológicamente propiciaba la buena conducta; de igual manera esta sensación era recíproca, dado que los vigilantes también eran observados.

La distribución de las galerías en forma de estrella de siete brazos, provocaba que los presos se sintieran continuamente vigilados, pues todo el tiempo podían ser observados por los guardias y celadores. Esto les quitaba privacidad e incrementaba la presión psicológica hacia los reclusos.

Los presos eran colocados en determinadas galerías o crujías de acuerdo a los delitos cometidos. En un principio las celdas eran individuales y estaban equipadas con una cama y sanitario.

lecum1
Vista aérea de la penitenciaría de Lecumberri. Fuente: (Rodríguez, 2016)

Plantas Arquitectónicas y Fachadas

imagen3-1
Fachada principal de la penitenciaría. Fuente: (Sánchez L. I., 2012)
IMG_20180406_123720
Fachada Principal de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.
IMG_20180406_123816
Costado de la Fachada Principal de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.
IMG_20180406_123704
Costado de la Fachada Principal de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.
IMG_20180406_123959
Costado de la Fachada Principal de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.
lecumberri-4
Costado de la Fachada Principal de Penitenciaria Lecumberri -Restauracion Lecumberri,Eduardo Gutierrez. Taller de Arquitectura.http://arquitectoeduardogutierrez.com/arquitectos/restauracion/palacio-de-lecumberri/
NAC12479115898374b_0
Vista area del Palacio de Lecumberri en modelado 3D . Lecumberri, atado al mito; cuando la penitenciaría se quedó sin presos (2016).Excélsior.El Diario de Chihuahua. http://eldiariodechihuahua.mx/Nacional/2016/08/27/lecumberri-atado-al-mito-cuando-la-penitenciaria-se-quedo-sin-presos/

 

GOBIERNO

lecumberri-2
Acceso  Principal del Edifico de Gobierno  de la Penitenciaria Lecumberri -Restauracion Lecumberri,Eduardo Gutierrez. Taller de Arquitectura.http://arquitectoeduardogutierrez.com/arquitectos/restauracion/palacio-de-lecumberri/
lecumberri-1
Parte Superior del Edifico de Gobierno  de la Penitenciaria Lecumberri -Restauracion Lecumberri,Eduardo Gutierrez. Taller de Arquitectura.http://arquitectoeduardogutierrez.com/arquitectos/restauracion/palacio-de-lecumberri/

JUZGADOS

lecumberri-3
Edifico de Juzgados de la Penitenciaria Lecumberri -Restauracion Lecumberri,Eduardo Gutierrez. Taller de Arquitectura.http://arquitectoeduardogutierrez.com/arquitectos/restauracion/palacio-de-lecumberri/
IMG_20180406_121215
Edifico de Juzgados de la Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

CRUJIAS

crujias
Crujía de mujeres en la prisión de Lecumberri. Fuente: (Fototeca Nacional del INAH, s.d.)
  • 13 Crujías
  • A= Reincidentes
  • B= Delitos Sexuales
  • C= Talleres
  • D= Homicidios y Lesiones
  • E= Robo
  • F= Delitos Contra la Salud
  • G= Comisionados a los Talleres
  • H= Nuevo Ingreso
  • I= Delitos Patrimoniales
  • O Poniente = Activistas y Terroristas
  • O Oriente= Extranjeros por delitos contra la Salud
  • M= Activistas y Terroristas
  • N = Castigados por el Penal
  • L =Fraude
crujias1
Mujeres en el pasillo de la crujía. Fuente: (Fototeca Nacional del INAH, s.d.)
IMG_20180406_114846
Crujia de la Penitenciaria Lecumberri -Restauracion Lecumberri,Eduardo Gutierrez. Taller de Arquitectura.http://arquitectoeduardogutierrez.com/arquitectos/restauracion/palacio-de-lecumberri/

Torreón Sur

IMG_20180406_115114
Acceso a Torreón Sur de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.
IMG_20180406_115330
Torreón Sur de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Torreón Norte

IMG_20180406_120456
Torreón Norte de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.
IMG_20180406_120639
Escalera en el Interior de Torreón Norte de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Servicio Médico

IMG_20180406_115636
Costado del Servicio Medico de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Psiquiátrico

IMG_20180406_120010
Fachada de Edificio de Psiquiatría de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Auditorio

IMG_20180406_122216
Fachada de Edificio del Auditorio  de Penitenciaria Lecumberri -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.
IMG_20180406_122253
Interior  del Auditorio  de Penitenciaria Lecumberri (Cafeteria)  -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Corriente estilística

La construcción de la penitenciaría de Lecumberri es de estilo ecléctico, retomando el carácter afrancesado que imperaba en la ciudad en aquel tiempo; siendo una edificación de piedra que reflejaba dureza y fortaleza con la idea de conferir tal idea, estableciendo que el sitio era infranqueable, complementando el esquema con elementos que enfatizaran dicho carácter, tales como aspilleras, torreones y almenas.

La construcción quedaba además circundada por una alta muralla que se suspendía por tramos para dar cabida a torreones fortaleciendo el esquema de seguridad y reforzando la presencia e idea de fortaleza en la sociedad.

imagen3-1
Fachada principal de la penitenciaría. Fuente: (Sánchez L. I., 2012)
dorico
Penitenciaria Lecumberri (Fachada)  -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Cimacio Dórico

En el cual la parte cónvoca sobresale de la parte convexa.

oculos
Penitenciaria Lecumberri (Fachada)  -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Óculo

Abertura o ventana de forma circular u ovalada. Su función es la de proporcionar iluminación. (Pero en este caso no es para iluminar, si no, sensación de encierro)

fronton

Fachada principal de la penitenciaría. Fuente: (Sánchez L. I., 2012)

 

Frontón Partido

Cuyas cornisas estas interrumpidas en la zona del vértice, para rellenar el hueco ,cartucho u otro elemento convencional.

arco
Fachada principal de la penitenciaría. Fuente: (Sánchez L. I., 2012)

Arco a la francesa

Arco adintelado en que las juntas de las dovelas a cada lado del eje son paralelos entre si. No es propiamente un arco ya que los juntas no son radiales.

 

 

almenas.png}
Penitenciaria Lecumberri (Fachada)  -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Almenas

Salientes verticales  y rectangulares dispuestas a intervalos regulares que coronan los muros perimetrales.

aspillas
Penitenciaria Lecumberri (Fachada)  -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Aspilleras

Abertura vertical, fina y profunda en muros para poder disparar.

Materiales y sistemas

Construcción de penitenciaria

La construcción de la penitenciaria La concepción de una moderna penitenciaria para la Ciudad de México se empezó a gestar durante la presidencia de Manuel González y el gobierno de la ciudad de Ramón Fernández

Se integró con los licenciados Joaquín M. Alcalde, José María Castillo Velasco, José Y. Limantour, Luis Malanco y Miguel Macedo, los generales Pedro Rincón Gallardo y José Ceballos, los ingenieros Remigio Sáyago, Antonio Torres Torrija, Miguel Quintana y Francisco P. Vera, y el señor Agustín Rovalo. Comenzó la obra en 1885.

El emplazamiento elegido para la construcción fue en la zona oriente de la ciudad de México en una planicie situada al oriente de la ciudad, en terrenos del rancho de San Jerónimo Atlixco, con una superficie de 150,000 metros cuadrados, por los que se pagaron $181,185.10.

Pero que además al igual que la zona centro de la ciudad tenía origen lacustre, por lo que el terreno presentaba altos niveles de humedad y un elevado índice de compactación del subsuelo por lo que se requirió establecer un sistema de cimentación profundo que diera solidez a la estructura, evitando que el peso mismo produjera hundimientos que afectaran la construcción, para ello se recurrió a un sistema de pilotaje que soportara los muros de mampostería y cantera del conjunto penitenciario.

lecumberri-diseno
Diseño panoptico del Palacio de Lecumberri. Luz y Obscuridad: La historia del Palacio de Lecumberri (2017) Noticieros televisa. Texto por @gabrielrevelo. https://noticieros.televisa.com/especiales/luz-y-obscuridad-la-historia-palacio-lecumberri/

Siete crujías dispuestas radialmente que confluían en un patio que al centro situaba una torre de vigilancia de 35 metros de altura.

Era una celda común, forrada de lámina de acero, desprovista de mobiliario, a la que se había cegado la fuente de aire y de luz que otras celdas tenían en la parte más alta de la pared frente a la puerta. Sólo las cuatro paredes, desnudas, inexpugnables; la puerta hermética cuya mirilla se abría desde afuera, para introducir alimentos, girar instrucciones o ejercer la custodia.

Cz0QmhqUAAAvnVG
“Hombres trabajando en la construcción de las primeras 12 celdas de la Penitenciaria de Lecumberri”. (2018)  Autor: Archivo General de la Nación. https://www.gob.mx/agn/articulos/agnrecuerda-el-rescate-del-palacio-negro-de-lecumberri?idiom=es

Cimentación

Al principio se previó que tendría 724 celdas; el número subió a 1000” por lo que se requirió establecer un sistema de cimentación profundo que diera solidez a la estructura, evitando que el peso mismo produjera hundimientos que afectaran la construcción, para ello se recurrió a un sistema de pilotaje que soportara los muros de mampostería y cantera del conjunto penitenciario.

“En vista de la escasísima resistencia del terreno, formado de arcilla y turba vegetal hasta la profundidad de cuarenta y dos metros cincuenta centímetros, en que se encontró tepetate, fue preciso asentarla, a fin de prevenir posibles hundimientos, sobre emparrillados de madera de cedro, haciéndolos descansar a su vez, sobre pilotes elevados a golpe por medio de un martinete que, con peso de mil libras y desprendiéndose de una altura de ocho metros producía fuerza equivalente a cuarenta y una toneladas”. La Penitenciaría de Lecumberri en la Ciudad de México -E. A. Figueroa y M. Rodríguez Licea

La cimentación se prolongó por más de un año; aparte de las dificultades indicadas, la cantidad presupuestada resultó insuficiente. Se puede decir que este paso inicial concluyó en 1887 y siempre con la dirección del general Quintana.

Archivo_AGN_2-9
Vista Area. (2018)  Autor: Archivo General de la Nación. https://www.gob.mx/agn/articulos/agnrecuerda-el-rescate-del-palacio-negro-de-lecumberri?idiom=es

Estructura

Una estructura metálica recubierta con piedra, que según dicen algunas personas, se tornó negra por su exposición al canal de desagüe situado en la colindancia , enmugreciendo las piezas, matiz que le valió también el nombre de Palacio Negro.

Se aguardó a que concluyeran las obras del Gran Canal, al que tributarían las aguas negras de la penitenciaria.

La edificación de la penitenciaría de Lecumberri tuvo un costo de $2’396,914.84, desplantándose sobre una superficie de 32,700 metros cuadrados.

IMG_20180406_121716
Interior  de la Penitenciaria Lecumberri   -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

La construcción quedaba además circundada por una alta muralla que se suspendía por tramos para dar cabida a torreones fortaleciendo el esquema de seguridad y reforzando la presencia e idea de fortaleza en la sociedad.

El conjunto penitenciario estaba distribuido en cinco hectáreas, donde se levantó un edificio de 222 metros de largo en el sentido norte – sur, mientras que en el oriente – poniente la longitud seria de 248m.

IMG_20180406_115950
Muro Perimetral de la Penitenciaria Lecumberri   -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Contexto Urbano

Archivo_AGN_4-5
Vista Area de la Penitenciaría de Lecumberri y sus alrededores. (2018)  Autor: Archivo General de la Nación. https://www.gob.mx/agn/articulos/agnrecuerda-el-rescate-del-palacio-negro-de-lecumberri?idiom=es

Emplazamiento

El emplazamiento elegido para la construcción de la penitenciaría de Lecumberri fue en la zona oriente de la ciudad de México en una llanura cercana al Gran Canal de desagüe; “se escogió una vasta planicie situada al oriente de la ciudad, en terrenos del rancho de San Jerónimo Atlixco, e inmediato a la calzada de la Coyuya, con una superficie de 150,000 metros cuadrados, por los que se pagaron $181,185.10 pero que además al igual que la zona centro de la ciudad tenía origen lacustre, por lo que el terreno presentaba altos niveles de humedad y un elevado índice de compactación del subsuelo.

LECUMBERRI_04
Cuerpos sin vida de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez. (2013) MICROHISTORIAS: EL PALACIO DE LECUMBERRI . Natalia Arroyo Tafolla. http://www.sinembargo.mx/02-03-2013/542029

Transformaciones del Espacio

El cierre de la penitenciaría de Lecumberri

Finalmente, la penitenciaría de Lecumberri fue rebasada en capacidad, lo que originó una serie de problemas que iban desde cuestiones de sanidad, hacinamiento hasta de seguridad interna, debido a que las rencillas entre reclusos eran constantes, derivando incluso en muertes en las celdas o áreas comunes.

Al desocuparse la penitenciaría de Lecumberri se planteó la demolición del recinto, trabajos que se iniciaron, incluso con maquinaria o dinamita, derribando muros y desmantelando algunas secciones del conjunto carcelario.

La desocupación de Lecumberri comenzó el domingo primero de agosto de 1976. Una tarde de domingo, al final del tiempo destinado a la visita familiar.

Manifestándose en contra del derribo debido al valor del inmueble, un grupo de la sociedad, destacando entre ellos personalidades que dieron su apoyo como Edmundo O´Gorman y Flavio Salamanca.

La adaptación del recinto carcelario para albergar al archivo requirió de la realización de diversos trabajos para adaptar los espacios, para lo que se demolieron algunos muros, desmontaron enrejados, pero también se realizaron trabajos de restauración en muros y la cantera de fachada, la torre de vigilancia desapareció, ocupando su lugar una cúpula que confinaba el patio, transformando las crujías y celdas en el repositorio archivístico consistente en documentos que datan desde el siglo XVI hasta mediados del XX, conteniendo códices, planos, mapas, documentos oficiales, correspondencia privada, registros de bienes, testamentos, así como asuntos civiles, eclesiásticos, militares y cotidianos.

IMG_20180406_115643
Muro Perimetral del Torreón Sur  la Penitenciaria Lecumberri   -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Jorge L. Medellín

Captura-de-pantalla-2014-12-18-a-las-11.18.57
Jorge L. Medellín, Maison du Mexique, París, 1951-53 (imagen Beshopa).

Un arquitecto mexicano relativamente desconocido por la historiografía pero miembro destacado del establishment profesional del país.

Nacido en la ciudad de México en 1916, Medellín estudió arquitectura en la UNAM coincidiendo con gente como Juan Sordo Madaleno, Augusto H. Álvarez y Enrique Carral. Aunque gran parte de su vida la dedicó a la burocracia Medellín fue el autor de algunas obras importantes, entre ellas la estación de trenes en Buenavista, la transformación de la Cárcel de Lecumberri en Archivo General de la Nación y la mencionada Casa de México, uno de sus primeros proyectos.

Captura-de-pantalla-2014-12-18-a-las-11.19.50
Izquierda: Jorge L. Medellín, planta tipo de la Maison du Mexique en París, 1951 (tomado de García Lascuraín, ed. La Casa de México en Paris). Derecha: Charlotte Perriand y Jean Prouvé, mobiliario en habitación estudiantil de la Maison du Mexique, París, 1952. El librero de Perriand en primer plano.

 

Captura-de-pantalla-2014-12-18-a-las-11.19.19
Jorge L. Medellín, Maison du Mexique, París, 1951-53 (fuente: structurae.net). Imagen derecha: zona de descanso del mismo edificio con mobiliario de Jean Prouvé.
Captura-de-pantalla-2014-12-18-a-las-11.19.50
Izquierda: Jorge L. Medellín, planta tipo de la Maison du Mexique en París, 1951 (tomado de García Lascuraín, ed. La Casa de México en Paris). Derecha: Charlotte Perriand y Jean Prouvé, mobiliario en habitación estudiantil de la Maison du Mexique, París, 1952. El librero de Perriand en primer plano.

Transformación del Espacio

zaruhysangochian-1
Cupula Lecumberri.
antigua1
Crujías del Palacio de Lecumberri (2010) Centro Cultural Palacio de Lecumberri. http://www.arquitecturaenacero.org/proyectos/edificios-de-equipamiento-y-servicios/centro-cultural-palacio-de-lecumberri

Se adaptaron sistemas de losas para todas la crujías y así poder adaptarlas para salas de lectura e investigación.

img_8330
Crujías del Palacio de Lecumberri (2010) Centro Cultural Palacio de Lecumberri. http://www.arquitecturaenacero.org/proyectos/edificios-de-equipamiento-y-servicios/centro-cultural-palacio-de-lecumberri
antigua2
Parte Superior de Crujías del Palacio de Lecumberri (2010) Centro Cultural Palacio de Lecumberri. http://www.arquitecturaenacero.org/proyectos/edificios-de-equipamiento-y-servicios/centro-cultural-palacio-de-lecumberri
antigua3
Adaptación de Espacios del  Palacio de Lecumberri (2010) Centro Cultural Palacio de Lecumberri. http://www.arquitecturaenacero.org/proyectos/edificios-de-equipamiento-y-servicios/centro-cultural-palacio-de-lecumberri
IMG_20180406_114541
Cúpula de la  Penitenciaria Lecumberri   -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

Se retiro el torreón principal de la Penitenciaria y  sustituyo por una cúpula de cobre al igual que se cerraron las crujías para ser espacios de documentación e investigación.

lecumberri2
Cimentación de la Cúpula. (2017) ESPECIAL: LA HISTORIA DEL PALACIO NEGRO DE LECUMBERRI, TODAS LAS ENTREGAS. Sol QuintanaRoo. http://www.solqr.com.mx/periodico/index.php?option=com_content&view=article&id=38774:especial-la-historia-del-palacio-negro-de-lecumberri-todas-las-entregas&catid=1:portada&Itemid=426
IMG_20180406_121116
Crujía “L”  Penitenciaria Lecumberri   -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

La crujía “L” fue totalmente destruida antes de que se hiciera la intervención para la recuperación del Palacio de Lecumberri.

IMG_20180406_121152
Crujía “L”  Penitenciaria Lecumberri   -Foto Tomada en Sitio- R. Alvarado Christian J.

 

Bibliografia

 

Georgina Cebey (2012) Nostalgia por el futuro. http://www.letraslibres.com/mexico-espana/nostalgia-por-el-futuro.

Edmundo Arturo Figueroa Viruega y Minerva Rodríguez Lice (2017) Revista de Historia de las Prisiones nº5. La Penitenciaría de Lecumberri en la Ciudad de México. http://www.revistadeprisiones.com/wp-content/uploads/2017/10/5.-Edmundo-Arturo-Figueroa-Viruega-y-Minerva-Rodr%C3%ADguez-Licea.pdf

Juan Manuel Heredia(2014) Arquine. Reproporcionando la arquitectura. http://www.arquine.com/reproporcionando-la-arquitectura/

Louise Noelle . Transformación de una antigua penitenciaría en centro cultural. El archivo general de la nación.

Luis Carlos Sánchez (2016) Lecumberri, atado al mito; cuando la penitenciaría se quedó sin presos” http://www.excelsior.com.mx/nacional/2016/08/27/1113468#imagen-2

La Jornada (2012) “Adiós al último de los fotorreporteros clásicos; su voz era la imagen”,
http://www.jornada.unam.mx/2012/06/03/cultura/a05n1cul